PDD o La “píldora del día después” o “píldora postcoital” (también conocida como “anticoncepción oral de emergencia”) es un compuesto hormonal (levonorgestrel) que se toma tras haber mantenido una relación sexual, en la que ha fallado o no se ha usado un método anticonceptivo. Su finalidad esimpedir el embarazo.

La manera en la que esta píldora impide el embarazo depende del momento del ciclo en el que se haya tenido la relación sexual y de cuándo sea tomada por la mujer. Si la mujer está en periodo preovulatorio, la píldora puede impedir o retrasar la ovulación, por lo que no se producirá la fecundación que daría lugar al embarazo. Si la ovulación es inminente, la píldora no es capaz de impedirla (www.educarhoy.org). Por último, si la mujer está en la fase infértil de su ciclo (después de la ovulación), no hay posibilidad de embarazo, independientemente de que tome o no la píldora.

Esta hormona también tiene la capacidad de espesar el moco cervical, lo que puede dificultar la supervivencia de los espermatozoides. Sin embargo, este mecanismo no tiene tanta importancia, ya que la mujer toma la píldora después de haber tenido una relación sexual, cuando los espermatozoides están en el útero camino hacia el óvulo.

En caso de que la mujer haya ovulado y se haya producido la fecundación, el levonorgestrel podría dificultar la implantación del embrión en el útero. Algunos científicos sostienen que los cambios que provoca la píldora en el útero no son suficientes para impedir la implantación del embrión. Sin embargo, hoy día no hay suficientes evidencias científicas que permitan descartar este efecto antiimplantatorio (también conocido como “tercer efecto”).

Los efectos secundarios del levonorgestrel incluyen: sangrado vaginal irregular, retraso de la menstruación, hipermenorrea (menstruación muy abundante), aumento de la sensibilidad mamaria, dolor de cabeza, mareos, dolor abdominal, náuseas, vómitos, diarrea y fatiga. No se aconseja su uso en niñas, ya que los datos disponibles en menores de 16 años son muy limitados. Así mismo, se desaconseja la toma repetida dentro de un ciclo menstrual porque supone un aumento excesivo de hormonas en la mujer y puede producir alteraciones importantes en el ciclo.

La eficacia de la píldora postcoital (tomada antes de que pasen 72 horas desde la relación sexual) se ha estimado entre un 49% y un 85%. Es decir, una mujer podría quedarse embarazada a pesar de haber tomado la píldora postcoital.

Fuente: Universidad de Navarra

Anuncios