El proyecto cuenta con una subvención concedida en 2015 por la Consejería de Bienestar Social del Gobierno de Castilla La Mancha de  29.258€ procedente del PRIS (Plan Regional de Integración Social de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha), y con el apoyo y asesoramiento de asociaciones expertas en la materia, como Fundación Madrina , Asociación Más Futuro  y Los Rescatadores de Juan Pablo II, para la formación de los trabajadores y voluntarios. Cáritas Diocesana de Toledo, Fundación COF y la Delegación de Familia y Vida serán las instituciones de las que dependerá principalmente la ejecución del mismo.

La nota de diferenciación del Proyecto Mater respecto del resto de asociaciones que se dedican a la atención de la mujer embarazada en riesgo de exclusión social es su carácter católico y diocesano, por lo que incluye el asesoramiento espiritual y el enfoque antropológico cristiano. Las probabilidades de reincidencia de una mujer que aborta son altas. La mayoría de mamás que se han visto abocadas al aborto por falta de apoyo, recursos, circunstancias… volvería a hacerlo si se repitiese la misma situación. Por este motivo, el Proyecto Mater pretende no solo evitar que la mujer se vea empujada al aborto ante las circunstancias que la rodean, sino también que, en caso de haber abortado, no vuelva a hacerlo.

Para poder llevar a cabo su propuesta, el Proyecto Mater contará con un equipo de profesionales cualificados que analizará y responderá adecuadamente a cada una de las circunstancias que se planteen en cada caso de la mujer que se atienda. El proyecto se articulará a través de una extensa red de voluntarios formados para poder dar el servicio de acompañamiento de las mamás y cuidado de los bebés. Además, contará con el asesoramiento de una trabajadora social cualificada y un equipo de sacerdotes que ofrecerá el apoyo y la formación moral para evitar que la mujer reincida.

Anuncios